¿Es seguro comer frutos secos durante el embarazo?

El embarazo es un momento maravilloso en la vida de una mujer, que espera con ilusión la nueva vida que crece en su interior. Es natural preocuparse por los alimentos que se pueden consumir durante este periodo.

Frutos secos durante el embarazo
Llevar una dieta equilibrada durante el embarazo no sólo te ayudará a mantenerte sana y a recuperarte tras el parto, sino que también satisfará las necesidades de tu hijo por nacer. Tu dieta debe proporcionarte los minerales, las vitaminas y la fibra que necesitas. Estos tentempiés para embarazadas son nutritivos y cubren las necesidades nutricionales inmediatas de ti y de tu bebé. Una forma rápida y sencilla de consumirlos es incluir los frutos secos en tu dieta, ya sea como tentempié o como acompañamiento de tus comidas habituales. Como con todos los alimentos, hay que comerlos con moderación y saber con qué frutos secos hay que tener cuidado.

¿Qué frutos secos debo consumir?
Las frutas y verduras frescas son una parte esencial de una dieta saludable. Sin embargo, la fruta seca es superior en términos de densidad de nutrientes. La ventaja de la fruta desecada es que puedes obtener los mismos beneficios con una cantidad menor que con la fruta fresca. Os proporcionará a ti y a tu hijo por nacer la energía y los nutrientes que necesitan. También ayuda a aliviar algunos de los síntomas desagradables del embarazo, como las náuseas, el ardor de estómago y la hipertensión.

1 medjool dates

Dátiles Medjool – La fructosa de los dátiles se descompone rápidamente y proporciona energía sin elevar los niveles de azúcar en el cuerpo. Tienen un efecto laxante que estimula las contracciones uterinas, por lo que deben consumirse con moderación, especialmente al principio del embarazo. Se dice que comer de seis a siete dátiles al día en el noveno mes de embarazo favorece un parto más corto.

2 dried mango strips
Tiras de mango secas – Los mangos son una buena fuente de potasio, hierro y ácido fólico y también son muy ricos en vitamina A. Su alto contenido en azúcar hace que sean una buena forma natural de satisfacer los antojos de dulces, pero no comas demasiados para evitar la diabetes gestacional.
3 dried pineapple rings

Anillos de piña secos – Comer piña durante el embarazo puede ser un poco peligroso. La piña es rica en vitaminas C, B1, B6, hierro y ácido fólico, que son buenas para ti. Sin embargo, también contiene bromelina, que puede ablandar el cuello del útero y provocar un parto prematuro y un aborto. Si tienes que comerlo, limítalo a una o dos veces al mes.

4 dried apricots 1
Albaricoques secos: Los albaricoques secos son ricos en calcio, ácido fólico, hierro y cobalto, que ayudan a prevenir la anemia durante el embarazo. También son una buena fuente de minerales, silicio, fósforo, potasio, hierro y fibra dietética.
5 dried whole figs
Higos enteros y secos – Los higos son especialmente ricos en calcio, hierro y zinc, todos ellos importantes para un embarazo saludable. El alto contenido de potasio de los higos también ayuda a controlar la presión arterial. Los higos también tienen el mayor contenido en fibra de todas las frutas comunes y su contenido en minerales es similar al de la leche materna.

¿Cómo puedo comerlos?

Los frutos secos son una gran alternativa a la comida basura durante el embarazo, especialmente si eres golosa. Las frutas secas pueden añadirse a las barritas energéticas caseras, a los batidos y a los cereales, o mezclarse en las ensaladas.
Recuerda, sin embargo, que tienen un alto contenido en calorías y azúcar, así que limita la cantidad de frutos secos que consumes a una palma al día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú principal

Abrir chat
1
Hola👋
En que podemos Ayudarte