Los pistachos son, de hecho, uno de los frutos secos más saludables; ricos en grasas saludables, proteínas vegetales y fibra, ayudan a prevenir diversas enfermedades y a mejorar la salud: